¿Qué es esto del lenguaje jirafa y el lenguaje chacal?

Aprender Comunicación Noviolenta no es una cosa que se hace de un día para otro.

Cada vez es más sencillo porque las personas que nos dedicamos a formar pues bueno vemos un poco truquitos o maneras de hacerlo que harán que las personas lo aprendan un poco más rápido.

Marshall Rosenberg cuando inventó esta herramienta tan chula (gracias Marshall💚) pensó que había una manera de ejemplificar dos tipos de comunicación y que a las personas les iban a dar mucha claridad.

Yo personalmente no utilizo mucho esto en mis talleres porque me cuesta la idea de generar un rollo binario entre lo que está bien y lo que está mal, está manera está bien y esta manera no está también, un poco todo esto. Sé que no es la idea y no era la idea de Marshall pero yo prefiero enfocarlo de otras maneras aunque a veces me apoyo un poco en estas dos figuras y sobre todo cuando tomamos decisiones.

– Primero vamos a hablar del chacal

El chacal es una figura que utiliza juicios, exigencias, se machaca con los “debería…” Se apoya más en todo este tipo de comunicación.

El chacal habla de sí mismo para conseguir lo que quiere, intenta priorizar sus sentimientos y necesidades (no sé ni siquiera si tiene muy claro cuáles son) pero si lo tiene claro, desde luego intenta priorizarlos por encima de todo. Él se encarga de lo suyo y el resto queda en un segundo plano.

Utiliza reproches, está como más pegado a la culpa, echa la culpa a la gente, se mueve muy desde ahí. También hace acciones para él no sentirse culpable. Por ejemplo “iba a ir a este sitio pero es que si no voy ¿qué van a decir? entonces bueno voy a ir”.

Sus necesidades son lo primero, lo demás si acaso después, pero sus necesidades siempre son lo primero.

El chacal se mueve básicamente desde las exigencias. No le interesa hacer peticiones porque lo que más le interesa el chacal son sus propias necesidades

Para terminar, el chacal cuando alguien le dice que NO lo vive como un rechazo brutal hacia su persona. No es capaz de ver más allá. Como no se fija en las necesidades del resto, no se da cuenta de que a lo mejor le han dicho que no porque están cuidando sus necesidades, sino que lo vive como un rechazo hacia la persona. Esto esto le abruma porque no es capaz de distinguirlo y conecta con la culpabilidad y la vergüenza.

– Por otro lado está la jirafa

La jirafa va un poco más despacio y se permite compartir sus sentimientos y sus necesidades con otras personas con la intención de conectar.

La jirafa está en el presente y puede acoger y puede acompañar conversaciones, situaciones, procesos o lo que sea, porque se mantiene en el presente, se mantiene observando lo que está sucediendo y acogiendo lo que viene sin ponerle etiquetas de quién tiene la culpa, quién tiene razón, quién ha hecho esto mal, etc.

La jirafa por suerte con algo de trabajo ha integrado estas herramientas y ha aprendido que las cosas no le afecten siempre como algo personal.  No dice que nada tenga que afectarte, pero entiende que si alguien le dice que NO a algo, quizá no se está refiriendo a su persona en concreto, quizá puede ser que esa persona esté cuidando de sus necesidades, por lo que la jirafa no busca culpables. No busca tener la razón no se mueve desde ahí. Cuando recibe o NO lo acoge con cariño, aunque no entienda por qué le han dicho que no, sabe que la persona está cuidando alguna necesidad. Esto le facilita mucho el día a día la vida y las relaciones.

La jirafa tiene en cuenta sus necesidades y las necesidades del resto de gente. Esto a la jirafa le da mucha facilidad a la hora de comprender las situaciones personales de cada una/o o poder empatizar con el contexto que está viviendo.

La jirafa es muy crack porque sabe hacer peticiones claras, concretas, realistas y medibles. Esto facilita mucho tanto cuando se hace peticiones a ella misma, como cuando hace peticiones al resto.

El chacal no es que quiera hacer daño. Él no piensa “voy a ver cómo hago daño” porque lo único que le importa es su culo y sus necesidades. Como lo que más le importa son sus necesidades lo de fuera le da igual. Entonces le da igual que tú llegues más tarde a casa si le llevas a él en coche. Le da igual que tú hagas una hora de transporte público si vas a su casa. Le da igual, se fija en sus necesidades y se fija en tenerlas lo más cuidadas posible, aunque sea a costa de las demás personas.

Sin embargo a la jirafa no le importa  perder un poco si sabe que va a contribuir a las necesidades del resto, porque sabe que son igual de importantes. Aunque para ella seguramente primero está en sus necesidades, pero también entiende la importancia de las necesidades del resto.

¿Por qué se les ha dado estas imágenes a estas figuras del lenguaje?

El chacal se eligió porque es un animal que no despierta mucha simpatía. Nadie piensa en tener un chacal en su casa. O a nadie yo creo que se ponga muy contento/a de encontrarse con diez chacales estando en la naturaleza.

El de la jirafa tiene algunas características que hicieron que se eligiese como el icono de la       Comunicación Noviolenta.

La jirafa se eligió porque tiene una serie de características muy interesantes:

– Tiene un cuello muy alto y eso hace que tenga una visión mucho más amplia del contexto, de lo que está sucediendo. Puede ver lo que hay detrás de un muro, puede ver lo que hay más lejos y eso le permite tener mucha más empatía y mucha más facilidad a la hora de comprender las situaciones del resto.

 – La jirafa se alimenta de las copas de los árboles a menudo de las acacias. Los frutos de las acacias tienen pinchos, sin embargo la jirafa es capaz de tragar esos pinchos y convertirlos en nutrientes. Es por esto también que se usó como metáfora, porque es capaz de, una cosa que por fuera pincha, es capaz de sacarle lo bueno, el nutriente, el alimento. Una jirafa cuando escucha un juicio no dice “eso es un juicio”, intenta reinterpretar qué es lo que hay detrás de ese juicio. Si alguien te dice “pues sí que es tardado en venir” no se pone a decir “espera chacal”, sino que entiende que lo que hay debajo son necesidades de consideración, de ser tenido en cuenta o de lo que sea.

– También se eligió la jirafa porque su corazón es el más grande de todos los mamíferos terrestres. Eso pues a nivel metafórico es interesante. ¿Cómo te relacionarías si tuviese el corazón más grande de todos los mamíferos terrestres? El corazón de una jirafa pesa 10/11 kilogramos. Bombear sangre a todo el cuerpo de una jirafa no es una tarea sencilla.

Es importante añadir que el chacal tiene dentro también un poquito de jirafa, lo que pasa que todavía no ha sabido conectar con esa parte suya, no ha sabido entender las necesidades del resto, no ha sabido expresarse sin la culpa, sin la rabia, quizá porque lo aprendió así o porque este modelo le funciona para cubrir sus necesidades, aunque a veces sea a costa de otras cosas.

No es la idea de este artículo, ni de esta dicotomía de chacal y jirafa, abrumar como que el chacal es malo o como que se mueve desde ahí y lo hace aposta. Simplemente el chacal es una persona que esa parte no la tiene integrada, no lo ha aprendido, no lo ha desarrollado. Pero a lo mejor tiene otras partes que es un crack.

Esto quiero que quede claro porque a veces creo que en CNV se utiliza lo de chacal un poco como culpa: “estoy muy chacal” o “no sé quién me lo dijo, pero me lo dijo chacal” y creo que esta no es la función de estas dos imágenes. Creo que la función según Marshall Rosenberg es aportarnos claridad y decir “ah vale ¿cómo podría hacer esto un poco más jirafa?”. “Si tuviera las características de la jirafa pues lo haría de esta manera”. En vez de culparme, intentar mirar los por qués.

Hay una limitación que veo a usar este lenguaje y que creo que es importante que pongamos consciencia.

Las personas que me conocéis ya sabéis que soy muy pesado con el tema de que pienso que la Comunicación Noviolenta es algo que tenemos que integrar sin usar palabras raras o hablar raro.

Pienso que usar el término “lenguaje chacal” y “lenguaje de jirafa” puede hacer que nos comuniquemos de una manera más rara todavía. A mi chacal y jirafa ya me suena cercano, pero yo me imagino que alguien me dice “estás hablando muy guepardo” o “no me estás hablando puma”, “lo pensé desde una visión elefante” y yo diría:

“¿hola? ¿qué está pasando aquí?”

Mi propuesta es que esto lo integremos como una especie de vehículo para aprender o incorporar estas herramientas en la Comunicación Noviolenta, pero que no lo usemos para de repente decirle a tu hijo “ahora dímelo en jirafa” o “estás muy chacal”.  Ya que la CNV se hizo para conectar, no usemos las herramientas en la CNV para crear desconexión, en vez de para crear conexión.

Abrir chat
¿Puedo ayudarte?